jueves, 21 de febrero de 2013

Deja tranquilo el embargo


Por Marta Menor *

En Octubre de 1960, el régimen castrista  presuntamente “expropió” propiedades de ciudadanos americanos establecidos en Cuba. Decimos presuntamente pues en realidad el gobierno confiscó esas propiedades ya que un expropiado tiene derecho a recibir a cambio una indemnización equivalente al valor del objeto expropiado y aquellos propietarios no recibieron ninguna remuneración por parte del gobierno cubano.

La respuesta de los Estados Unidos fue tomar medidas comerciales, económicas y financieras contra el gobierno cubano. Respuesta de un gobierno democrático que respeta y defiende los derechos e intereses de sus ciudadanos.

En 1992, treinta años más tarde sin aun haber recibido remuneración alguna por parte del mismo gobierno cubano que confiscó los bienes en primer lugar, los Estados Unidos aprobaron la ley Cuban Democracy Act donde se establecía que las medidas comerciales, económicas y financieras se levantaría cuando el gobierno cubano estuviera de acuerdo de dar pasos hacia “la democratización y mostrara mas respeto hacia los derechos humanos”.

Más tarde en 1996, el Congreso aprobó la ley Helms-Burton Act conocida por "el embargo" donde se elimina la posibilidad de hacer negocios dentro de la Isla o con el gobierno de Cuba por parte de los ciudadanos estadounidenses hasta que reclamos por las propiedades confiscadas (robadas)  por el gobierno de Cuba se lleven a cabo. Es de notar que esto limita solamente transacciones económicas entre Cuba y los Estados Unidos y por lo tanto Cuba es libre de llevar a cabo toda clase de transacción económica con el resto de los países del mundo.

Posteriormente el presidente Bill Clinton amplio esta ley prohibiendo a compañías extranjeras con intereses en el Estados Unidos a comerciar con Cuba por valores superiores a 700 millones de dólares anuales, un monto que aplica a grandes inversiones. El mismo Clinton autorizó a su vez la venta de productos humanitarios a Cuba.

Los Estados Unidos es el primer suministrador de productos agrícolas a Cuba incluyendo el 96% del arroz y el 70% de los productos de carne avícola proporcionando la materia prima para ese sabroso arroz con pollo cubano que solo disfrutan los privilegiados del régimen. En 2006 los Estados Unidos exportaron a Cuba 45 millones de carne de ave; 40 millones de arroz; 11 millones de carne roja; 13 millones de productos lácteos entre otros productos.

En 2008 las exportaciones agrícolas de los Estados Unidos a Cuba llegaron a un máximo de 710 millones según un reporte de Reuters/Europa Press el cual calcula que desde 2001 los Estados Unidos han exportado a Cuba más de 2,500 millones de dólares en productos agrícolas sobre todo carne de pollo y de cerdo, maíz, trigo y soya. Sin embargo estas importaciones cayeron un 6% en 2011 debido a la escasez de divisas y problemas financieros de Cuba creados por la ideología política y falta de democratización por parte del régimen castrista.

Y acá viene el problema. Como dicen los americanos: fool me once shame on you; fool me twice shame on me. (Si me engañas una vez la culpa es tuya, pero si me engañas dos veces la culpa es mía). Por lo que los Estados Unidos no conceden ningún tipo de crédito financiero al gobierno de Cuba hasta que este tome chocolate y pague lo que debe.  Mientras tanto el gobierno cubano tiene que pagar en efectivo y al contado todos los productos que importa desde los Estados Unidos.

Y por qué no se levanta el embargo?
 
Primero, porque es el resultado de la malversación de fondos pertenecientes a ciudadanos americanos por parte del gobierno cubano y segundo, porque la ley aprobada por el congreso de los Estados Unidos estipula que primero es necesario la democratización de Cuba y que el gobierno cubano muestre mas respeto hacia los derechos humanos.

Hasta el momento no hay signos de democratización en un país donde no se han celebrado elecciones libres y multipartidistas por más de cinco décadas y el gobierno ha dicho bien claro que este tipo de elecciones no está en la agenda y un permiso de salida a una bloguera no es muestra de respeto hacia los derechos humanos cuando el régimen determina a quien y cuando dejan salir del país y  las cárceles están llenas de presos políticos.

EL embargo es la bofetada económica a un ladrón de bienes.  Deja  tranquilo al embargo y concéntrate en denunciar al verdadero causante de la miseria del pueblo cubano: el régimen castrista.   

* Presidente de Cultivamos una Rosa Blanca

 Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

 


Visitenos en cubacid.org
Desde Cuba cubacid.blogspot.com
Ultimo Congreso elultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matos comandantehubermatos.blogspot.com
Siguenos en: Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada