domingo, 16 de abril de 2017

Una delegada de doble moral

Isabel Alvarado Irsula

En Cuba, después de casi seis décadas de un régimen dictatorial los valores humanos se han degradado. No es una apreciación personal; continuamente los medios de difusión oficialistas tocan el tema en espacios televisivos, radiales y por medio de la prensa plana mostrando la creciente preocupación.

Frases que se han hecho famosas hasta en las letras de canciones populares tales como:" Nadie quiere a nadie, se acabó el querer" del grupo Los Van Van ilustran en buena medida la apreciación que tienen los cubanos de su cruda realidad aunque el temor a la represión les impide a muchos expresarse libremente.

Por estos motivos abundan cubanos que se han acostumbrado a decir una cosa y hacer otra para obtener ciertos beneficios y privilegios que disfrutan los que adulan la mentira, la corrupción y la doble moral.

Tal es el caso de Isabel Alvarado Irsula, delegada del regimen en el reparto Oscar Lucero en Palma Soriano con dirección en Edificio B- Apartamento 1 entre Pozo Dulce y 4 de Abril. Isabel mantiene una conducta hostil contra varios miembros del Partido Cuba Independiente y Democrática (CID) que tiene su sede en las cercanías de su domicilio y son defensores de los derechos del pueblo cubano que constantemente son pisoteados. 

Por este motivo sacamos a la luz como es la crítica situación de Caridad Blanco Consuegra publicado en el número 205-B del boletín La Nueva República al que se le ha dado completamente la espalda de su parte y del otro delegado nombrado Licea Yero y varias instituciones gubernamentales.

Sin embargo tenemos conocimiento que esta delegada recibe los privilegios de las remesas mensuales que le envía una hija residente en Estados Unidos de América que fue una desertora de una misión médica en el exterior. 

Por Nivardo Amelo  Ramírez-coordinador del CID en el oriente de Cuba y Defensor del Pueblo. En la foto de frente Isabel Alvarado Irsula.

Por Nivardo Amelo Ramírez, Defensor del Pueblo y Coordinador del CID en el oriente de Cuba. 


Regresar al blog CubaCID

0 comments:

Publicar un comentario